lunes, 29 de septiembre de 2008

26 de septiembre


Primer día en Essen … y primera decepción.
Después de dar vueltas y vueltas por una ciudad que resulta realmente inmensa hemos llegado a la conclusión cabreante d que nos han dejado un poco tirados. Sin habitación propia hasta el día 1, sin poder gestionar papeles hasta el día 1, sin carnet universitario hasta el día 1 y sin internet hasta el día 1, terminamos por preguntarnos por qué demonios no nos comentaron ese pequeño detalle a la hora de coger los billetes para no estar perdiendo una semana aquí, el tiempo, la paciencia y el dinero.
En fin, desde luego esto deja constancia de que la condición del "ente Erasmus" no es tan ventajosa como todo el mundo cree.
En cuanto a la ciudad, he pasado de la Ciudad Gris a la Ciudad aún más Gris, ya que aquí el hormigón está de moda. Essen respira industria por los cuatro costados. Tanto, que los nombres que mejor acaen a sus niños son "Tornillo" (diminutivo de "Perno de cabeza hexagonal"), "Viga" ("articulada fija, móvil, empotrada o biempotrada" según apellidos paternos) y si buscamos algo más cool recurrimos al poderoso nombre del "Acero".
Todo denota industrialización, y no fabriquillas del tres al cuarto. No. Industria pesada. Cemento, acero… todo a lo bestia.
Después de pasar todo el día sin comer, con las rodillas hinchadas y el vientre reventándome, terminamos por comer en el último lugar en el que esperaría tener mi primer encuentro gastronómico en Essen: McDonals. Por cierto que me he olvidado de buscar el Dunkin Donuts. A pesar de estar casi dos días sin comer y de no haber probado tan ansiada delicia todavía, ya me siento más ancha, y no sea dicho por comodidad.
En resumen, un día tontamente perdido. Mañana será otro día. A ver si conseguimos un bono de transporte que los 2,20 Euros que hemos pagado hoy cinco veces duelen.

3 comentarios:

Sonia dijo...

un abrazo fuerte!
no sabía que ya habías partido, espero que las cosas mejoren para ti en aquel lugar.
Al comienzo es dificil todo cambio, pero después te reirás de las odiseas que tubiste que pasar.
experiencias nuevas, carácteres y costumbres nuevas.
Ten paciencia y fe.
Eres la mejor.
un besote
auri.

Carlos dijo...

Hola!! Espero que pasado mañana empiece de verdad lo bueno (incluída la visita a tus amados donuts jajaja)

Besos!!

Saray dijo...

Hooooola wapi!!!

Deja el Dunkin Donuts, que luego ya sabes que pasa y te me quejas....

Un abrazo muy muy gordote y ánimo, que ya verás cómo todo cambia!!!!

Mil besitos y ánimo!!!!